NOVENA A SAN LEOPOLDO MANDIĆ

Oh Dios Padre omnipotente, que has enriquecido a San Leopoldo con la abundancia de tu gracia, concédenos por su intercesión vivir en el abandono a tu voluntad, en la esperanza de tu promesa, en el amor de tu presencia.
Gloria al Padre...

Oh Dios, que manifiestas tu omnipotencia sobre todo en la misericordia y en el perdón y has querido que San Leopoldo fuese fiel testimonio tuyo, concédenos por sus méritos poder celebrar en el sacramento de la reconciliación la grandeza de tu amor.
Gloria al Padre...

Oh Dios nuestro Padre, que en Cristo tu hijo muerto y resucitado has redimido todos nuestros dolores y que has querido a San Leopoldo como paternal presencia de consolación, infunde en nuestras almas la certidumbre de tu presencia y de tu ayuda.
Gloria al Padre...

Oh Dios, fuente de comunión para todos tus hijos, que has querido a Cristo como único pastor de tu Iglesia, por la intercesión de San Leopoldo, silencioso profeta del ecumenismo espiritual, infunde en nosotros tu Espíritu para que sepamos rezar y dar la vida por la unidad de todos los que creen en ti.
Gloria al Padre...

Oh Dios, que has querido a María como madre de Cristo y de la Iglesia y que has dado alegría a la vida de San Leopoldo con una tierna devoción a la Virgen, consuela nuestra vida con la gracia de su maternal bondad.
Ave María...

Oh Dios, Señor glorioso y Padre de la vida, confiamos a tu amor nuestras esperanzas y nuestras oraciones; por la intercesión de San Leopoldo mira con benevolencia a tus hijos y atiende nuestras humildes peticiones. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Questo sito o gli strumenti terzi da questo utilizzati si avvalgono di cookie necessari al funzionamento ed utili alle finalità illustrate nella cookie policy Se vuoi saperne di piu o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie, consulta la cookie policy.

  Accetto cookies da questo sito.
Cookie Information